Proyecto Educativo

1. INTRODUCCIÓN

El pluralismo de nuestra sociedad se traduce en una diversidad de escuelas; unas creadas por los poderes públicos, otras, fruto de la libre iniciativa de los ciudadanos. El Colegio compañía de María se sitúa entre estas últimas y se ofrece como un medio real para facilitar a los padres el ejercicio de la libertad de elegir el modelo de educación que desean para sus hijos.


En el marco de la Constitución Española, Derecho Internacional y legislación vigente, Grupo Educativo Alfa, Titular del Colegio Compañía de María, establece en este documento el Carácter Propio o Ideario del mismo.


La Entidad Titular facilitará este documento a todos los miembros de la Comunidad Educativa para que tengan conocimiento del Carácter Propio del Centro, lo acepten o, al menos, lo respeten como la filosofía educativa que la Escuela ofrece a la sociedad en el marco del respeto a los Principios Democráticos de convivencia, Derechos Humanos y Libertades fundamentales proclamadas en la Constitución.



2. FUNDAMENTOS BÁSICOS

Consciente del rico patrimonio educativo acumulado a través de los siglos de experiencia de la Compañía de María, continuamos poniéndolo al servicio de la sociedad dentro del marco de las escuelas de Ideario Católico.


Juana de Lestonnac, desde sus orígenes en 1607, captó en su momento la importancia de la educación en el desarrollo integral del hombre, la fuerza transformadora de la juventud y la necesidad de educarla desde la niñez.


  • La Escuela es una respuesta social al derecho que tiene toda persona a la educación, y uno de los factores más decisivos para la estructuración y la vida de la sociedad.
  • Por ser la institución social que, de una manera más directa, completa la acción educativa de la familia, tiene un valor y una importancia básica entre todas las instituciones educativas de nuestra sociedad.
  • El Centro Compañía de María se sitúa en el marco de un pluralismo de opciones educativas, dentro de una sociedad en la que coexisten diversas visiones del hombre, de la vida y del mundo.

3. NUESTRA IDENTIDAD

 Centro educativo que: 

  1. Promueve la formación integral del alumno en colaboración con los padres, desde una concepción cristiana del hombre, de la vida, del mundo y con una actitud de compromiso activo en la transformación de la sociedad desde los valores del Evangelio. 
  2. Orienta al alumno para que llegue a ser capaz de dirigir su propia vida y realizarse a través del esfuerzo personal. 
  3. Favorece el desarrollo de la capacidad de razonamiento, creatividad y espíritu crítico. 
  4. Fomenta la adquisición de una escala de valores que les ayude a realizarse plenamente y favorezcan la libertad, la justicia, la solidaridad, la fraternidad, la paz,… 
  5. Está abierto a todos sin distinción de raza, creencias religiosas, ideas políticas, condición social o cualidades humanas, con una atención especial a los más necesitados.

 

Centro católico

  1. Es un Centro católico que participa en la misión docente de la Iglesia. 
  2. Integrado en la Iglesia Local, comparte activamente su misión evangelizadora. 
  3. La enseñanza religiosa forma parte de la educación de la fe y se imparte dentro del horario escolar. 
  4. Esta enseñanza religiosa escolar:
    1.   Supone un estudio sistemático de la religión católica.
    2.   Quiere dar respuesta a los grandes interrogantes existencia les que se plantean a la persona humana.
    3.   Es impartida en un marco de respeto y de libertad, y permite ofrecer a los alumnos la posibilidad de plantearse la propia existencia según el Evangelio. 
  5. Forma personas que sepan vivir su trabajo:
    1.   Con sentido trascendente y de servicio.
    2.   Con responsabilidad, alegría y perfección.
    3.   Como colaboración en la construcción de un mundo más justo y más fraterno. 
  6. Cultiva un ambiente de familia que fomenta la sencillez, acogida, amor, respeto, confianza y ayuda mutua. 
  7. Favorece un clima de austeridad que afirma el ser sobre el tener y lleva a la solidaridad y al compartir.

 

4. NUESTRO MODELO DE EDUCACIÓN

 Se basa en:

  1. Una educación integral.
    1.   Pretende que el alumno llegue a ser dueño de sí mismo, libre y responsable.
    2.   Le facilita la adquisición de conocimientos, destrezas y actitudes necesarias para el desarrollo y maduración de la personalidad en todas sus dimensiones.
    3.   Le ayuda a descubrir y potenciar sus posibilidades físicas, intelectuales y afectivas.
    4.   Educa su dimensión social y promueve su inserción en el mundo de forma responsable y constructiva.
    5.   Fomenta el desarrollo de la dimensión ética y trascendente de la persona.
  2. Una educación en la fe.
    1.   Realizada a partir de:
      1.     La Enseñanza Religiosa y la Catequesis.
      2.     La propuesta de una síntesis entre fe, cultura y vida.
      3.     El cultivo constante de un ambiente educativo donde se vive la libertad y la caridad.
      4.     La vivencia y el compromiso cristianos.
      5.     Una serie de actividades que completan la Pastoral educativa del Centro.
    2.   Transmite el Evangelio de Jesús en un lenguaje Inteligible a cada situación humana.
    3.   Educa para la libertad, la justicia, el amor, el diálogo, la solidaridad y la paz, como valores cristianos que enriquecen la acción educativa.
    4.   Orienta al alumno en el descubrimiento y realización de su propio proyecto de vida.
    5.   Lo estimula para que haga opciones libres y responsables, que lo conduzcan a asumir una jerarquía de valores que dé sentido a su vida.

 

5. NUESTRA ACCIÓN EDUCATIVA 

  1. El Centro opta por una pedagogía personalizada y pretende orientar de acuerdo con esta línea al alumno, en su trabajo formativo. Por tanto, en la medida de sus posibilidades:
    1.   Parte de la situación real del alumno y de su entorno.
    2.   Descubre sus necesidades específicas y posibilidades de crecimiento y maduración.
    3.   Le ofrece la orientación que necesita para superar sus dificultades y potenciar sus capacidades.
    4.   Fomenta el interés por el trabajo individual, cultivando simultáneamente el trabajo en equipo, la solidaridad y la colaboración.
    5.   Pone especial cuidado en su orientación profesional y vocacional.
  2. Se plantea seriamente el tema de la educación en valores, y se propone también que nuestra acción educativa ponga de relieve la formación de actitudes. De esta manera pretende que el alumno no sólo aprenda a pensar y hacer, sino también a ser y a compartir. 
  3. Adopta una metodología abierta y flexible, con capacidad de integrar en cada momento aquellos avances pedagógicos que le permitan estar en constante actualización. De acuerdo con esto, tiene en cuenta:
    1.   La adaptación a las posibilidades del alumno y del Centro.
    2.   El cultivo de la actividad individual y en grupo del alumno
    3.   La investigación educativa y renovación pedagógica, así como la evaluación constante de la acción organizativa y pedagógica.
  4. En la formación intelectual del alumno, pretende despertar la “inquietud por la búsqueda de la verdad”; porque así le facilita el acceso al saber, favorece la interpretación y valoración de la realidad, la inserción crítica en el contexto sociocultural y el ingreso en el mundo del trabajo.
  5. Estimula la actividad del alumno y promueve la práctica de destrezas, habilidades y técnicas de trabajo que introducen al alumno en el ámbito del saber hacer. Por este motivo adopta un método de trabajo que:
    1.   Cultiva la inteligencia por medio de oportunas técnicas de trabajo y estudio.
    2.   Suscita la actividad y lo introduce en el mundo de la investigación, nuevas tecnologías, el arte y el uso creativo del tiempo libre.
    3.   Promueve un aprendizaje basado en el interés y la motivación, sin excluir el esfuerzo personal.
    4.   Fomenta la iniciativa, creatividad y espontaneidad.
    5.   Equilibra el trabajo teórico con el manual y técnico, ayudándole a descubrir que todo trabajo dignifica al hombre.
  6. Proyecta la educación más allá del aula y del horario lectivo. De acuerdo con esto y sus posibilidades, procura:
    1.   Posibilitar aquellas actividades extraescolares que favorezcan la educación en el tiempo libre.
    2.   Promover la creación de grupos formativos y asociaciones, la organización de actividades culturales y recreativas, la colaboración en obras y servicios de promoción social, etc.
    3.   Ofrecer respuestas a las inquietudes sociales, religiosas y pastorales de profesores, familias y alumnos.
  7. Prepara a los alumnos para la vida, ayudándoles a juzgar y seleccionar la información que les ofrecen los medios de comunicación social; capacitándolos para la comprensión y el uso de las nuevas formas de comunicación e incorporando, de acuerdo con las posibilidades del Centro, los avances tecnológicos como un servicio a la enseñanza individualizada y como una ayuda a la creatividad y a la investigación educativa. 
  8. Considera la evaluación como un proceso continuo que indica si el Centro avanza en la dirección propuesta. Todos los aspectos y dimensiones del proceso educativo y de la vida del centro son, en algún momento, objeto de evaluación. 

 

6. NUESTRA COMUNIDAD EDUCATIVA 

  • El Centro se organiza como Comunidad Educativa que debe vivir unida y de forma responsable su Proyecto Educativo. 
  • En la Comunidad Educativa se integran armónica-mente todos los estamentos que intervienen en ella: Entidad Titular, Dirección, Profesores, Alumnos, Padres y Personal de Administración y Servicios. 
  • Una fuerza integradora de nuestra Comunidad educativa es la responsabilidad compartida, que busca el bien de todos y se manifiesta a través de una participación efectiva y de una acción educativa coherente.

 

Entidad Titular y Dirección 

  1. La Entidad Titular y Dirección anima la acción educativa global del Centro, asume la responsabilidad última ante la sociedad, y estimula la creación de un clima de libertad y participación que haga posible la corresponsabilidad. 
  2. Establece las “líneas básicas del Carácter Propio” y garantiza la realización del Proyecto Educativo en fidelidad a dicho Carácter Propio. 
  3. Reconoce a los órganos de Gobierno del Centro las atribuciones que las disposiciones legales le confieren, dentro del respeto al Carácter Propio que se establece; y espera de ellos la más amplia y decidida colaboración, para que dicho Carácter se verifique en la práctica.

 

Alumnos 

  1. La razón de ser del Centro educativo son los alumnos. Ellos, como verdaderos protagonistas de su educación, participan activa y gradualmente en la vida del Centro y asumen responsabilidades proporcionadas a su capacidad. 
  2. Apoyamos y estimulamos el asociacionismo de los alumnos, de acuerdo con el Carácter Propio del Centro en los términos legales. 
  3. Prestamos particular atención a la expresión de sus intereses e inquietudes, al intercambio de puntos de vista con los educadores, a la asunción de responsabilidades y a la participación directa en los Órganos Colegiados del Centro. 
  4. El Centro desea que el alumno recuerde su etapa educativa con sentido positivo y le invita a mantener una estrecha vinculación al mismo a través de la Asociación de Antiguos Alumnos. 

 
Profesores 

  1. Constituyen un estamento fundamental en la vida del Centro. Esta realidad les lleva a asumir una especial responsabilidad en la construcción y consolidación de la Comunidad Educativa. 
  2. Son principalmente “educadores”, es decir, su labor formativa va más allá de la transmisión sistemática de una serie de conocimientos. 
  3. Tienen un papel decisivo en la vida del centro, ya que están directamente implicados en la preparación, realización y evaluación del Proyecto Educativo. 
  4. Intervienen activamente en la gestión del Centro a través de su participación en los Órganos Unipersonales y Colegiados. 
  5. Dan a su labor formativa el sentido y la coherencia que exigen el Carácter Propio del Centro y el tipo de educación que ofrece, de acuerdo con la Entidad Titular y los Padres de Alumnos. 
  6. En la selección y adscripción del profesorado del Centro se tendrá en cuenta el Carácter Propio que en este documento se define.

 

Padres. 

  1. Son los primeros responsables de la educación de sus hijos. El Centro necesita de manera muy especial su apoyo y colaboración. Deben velar para que mantenga y actualice el tipo de educación que se ha comprometido a ofrecer a la sociedad. 
  2. Participan en el Consejo Escolar del Centro. 
  3. Se les invita a formar parte de la Asociación de Padres, que es el cauce normal de participación en el Centro. Colabora en la realización del Proyecto Educativo y acoge, representa y define los intereses de las familias que forman la Comunidad Educativa.

 
Personal de Administración y Servicios 

  1. Colabora de manera solidaria en la marcha del Centro, y se compromete con la acción educativa que en él se realiza. 
  2. Participa en la gestión del Centro a través del Consejo Escolar. 

 
7. NUESTRO MODELO DE GESTIÓN 

  1. Entidad Titular, Dirección, Alumnos, Profesores, Padres y Personal de Administración y Servicios participan coordinada y corresponsablemente, según estos principios básicos:
    1.   El objetivo prioritario del centro es la formación integral de los alumnos tal como está definida en este Documento de Carácter Propio.
    2.   Todos los estamentos implicados en esta acción forman la Comunidad Educativa.
    3.   Esta Comunidad se construye día a día, y se expresa y actúa a través de una participación responsable.
  2. La participación de los miembros de la Comunidad Educativa en la vida y gestión del Centro se realiza de una forma orgánica y coordinada, ya que los grados de responsabilidad, la capacidad y las posibilidades de dedicación son diferentes. 
  3. Los criterios que ayudan a determinar los distintos ámbitos y niveles de intervención de cada uno de los estamentos son los siguientes:
    1.   Coherencia con los objetivos fundamentales del Proyecto Educativo.
    2.   Corresponsabilidad.
    3.   Subsidiaridad.
    4.   Representatividad.
  4. El Centro se organiza de acuerdo con la legislación vigente; y su modelo de gestión es aquel que garantiza una mejor respuesta a las necesidades del mismo. El “Reglamento de Régimen Interior” recoge el conjunto de normas que regulan el funcionamiento del Centro, y garantiza la adecuada coordinación de todos los estamentos y personas que forman la Comunidad Educativa. 
  5. El Consejo Escolar es el máximo Órgano Colegiado representativo de la Comunidad Educativa. El buen resultado de su gestión depende de la competencia, disponibilidad, coherencia y capacidad de compromiso de todos y cada uno de los miembros.
  6. De acuerdo con las características de nuestro Centro y el tipo de educación que se ha comprometido a ofrecer a la sociedad, acepta como criterios básicos del funcionamiento del Consejo Escolar:
    1.   Dar prioridad a los intereses globales de la Comunidad Educativa.
    2.   Considerar que la atención a las necesidades formativas de los alumnos son el eje que da sentido a todas las propuestas y decisiones.
    3.   Asumir que el diálogo, la comprensión y el respeto son los caminos habituales que conducen a los acuerdos que debe tomar el Consejo Escolar.

 

 8.CONCLUSIÓN

En este documento están contenidas las características que nos definen como educadores. 

Conscientes de que en el campo educacional cada sujeto es el artífice de su propia formación, pretendemos acompañar y orientar a nuestros alumnos en su evolución y proporcionales pautas que les ayuden en su formación integral. 

Deseamos, pues, que la Propuesta Educativa que acabamos de describir y que, como tal, define el Carácter Propio o Ideario de nuestro Centro, llegue a ser el eje que haga converger las ilusiones pedagógicas y la acción formadora de todos los que constituimos la Comunidad Educativa.