Cada año trabajamos especialmente una de nuestras líneas pedagógicas y todos nuestros objetivos parten de ella.

Este curso la línea pedagógica a trabajar será:

 RELACIÓN QUE ACOMPAÑA INTEGRA Y HACE CRECER”.

Como podemos leer en el libro “La Compañía de María un proyecto de educación”: Priorizar una acción tutorial, que facilite al alumno a conocerse a sí mismo y a los otros, a través del diálogo, la conversación, el acompañamiento personal, la confrontación y la autoevaluación. Esta relación nos tiene que llevar a que nosotros y nuestros alumnos a que seamos mejores también a posibilitar a cada uno el encuentro consigo mismo, con los otros, con el Dios de Jesucristo que les permita dar sentido a su vida.

Para ello hemos formulado el siguiente objetivo:

“Educar en la belleza para descubrir la grandeza de la vida

 Para Franco Nembrini, autor de “El arte de educar”, de padres a hijos, “las cosas se aprenden dentro de una relación”, frase más que oportuna para nuestra línea pedagógica, y propone que ofrezca una experiencia de bien, verdad y belleza.

Nembrini dice textualmente: “Tras el increíble encuentro con la verdad, la belleza y el bien, podrás volver a decirles a los hombres que la vida es grande y positiva, que la última palabra no la tiene esa selva oscura, sino una luz infinita, una belleza infinita, un amor insondable”.