POLÍTICA EDUCATIVA DEL COLEGIO

COMPAÑÍA DE MARÍA DE JEREZ

 

MISIÓN

El Colegio Compañía de María de Jerez tiene como misión, tender la mano a los jóvenes de nuestro tiempo para que sean motor en el cambio que nuestra sociedad necesita, imprimiéndoles en el proceso educativo, los valores que hemos querido desarrollar en ellos. Considera la educación, como proceso de crecimiento personal con el que conseguir un alumnado que destaque por su formación humanística integral, siempre desde el compromiso social y la trascendencia a partir de nuestro ideario católico.

 

VISIÓN

 La visión de nuestro proyecto se organiza y manifiesta en los siguientes ámbitos:

  • Formativo-Religioso. A través del departamento de Pastoral, con la implicación de todos los componentes de claustro y mediante actividades concretas fomentaremos el desarrollo en el alumnado de la dimensión ética y trascendente de la persona, RELACIÓN QUE ACOMPAÑA, INTEGRA Y HACE CRECER, que les permitan “ser” y “hacer” en la sociedad actual y futura desde la visión del Evangelio.
  • Pedagógico-Didáctico. Los órganos unipersonales y colegiados dinamizarán y motivarán al profesorado en la realización de las tareas necesarias para conseguir nuestros objetivos, en los que estarán implicados todos los departamentos. FORMACIÓN DE CABEZAS BIEN HECHAS MÁS QUE BIEN LLENAS. Hacemos una mención especial a la utilización de tecnologías, potenciar el aprendizaje de otras lenguas, especialmente el inglés y el francés mediante la inmersión lingüística al incorporar el sistema plurilingüe a nuestras aulas y la utilización de métodos de trabajos y estrategias capaces de integrar la realidad multicultural de nuestros alumnos. Queremos EDUCAR EN LA VIDA Y PARA LA VIDA, desarrollando en nuestro alumnado las habilidades necesarias para poder desempeñar durante su vida las funciones que les toque realizar.
  • Organizativo y de Gestión. Nuestra prioridad es la corresponsabilidad. Nuestro modelo educativo requiere una comunidad educativa que, a través de una participación responsable y afectiva, en medio de una sociedad en continuo cambio, propicie un clima adecuado para que nuestra acción educativa sea eficaz. EDUCAR EN COMUNIDAD DESDE UN PROYECTO COMÚN. Consideramos a los alumnos como principales agentes de su propio crecimiento como persona. Los profesores son los principales orientadores de la acción educativa, acompañan al alumno en su proceso de aprendizaje. El personal de administración y servicios se corresponsabiliza de la dinámica del Colegio a través de los órganos de gestión. Los padres, primeros responsables de la educación de sus hijos, toman parte activa en la vida del Centro y participan en sus órganos de gestión.

 La visión de este proyecto tiene una duración para su realización de 3 años. Aprobación de la última modificación del texto el 14/09/2016.

 

VALORES

Todo el Proyecto Educativo está impregnado de la contextualización. La persona, cada persona, en cada tiempo y lugar, es espacio de novedad que recrea, constantemente, nuestro servicio educativo. Esto requiere apertura, espíritu universal y adaptación, conciencia de lo presente y lo inacabado, inculturación e interculturalidad. Nos lleva a crear un proyecto abierto y atento a la llamada del otro, que da respuesta educativa desde la dialéctica de escuchar y responder de manera continua. Buscamos la integración, porque pensamos que la fragmentación de la vida, la lectura sesgada, los dinamismos en conflicto dividen la interioridad de la persona y ponen en peligro su unidad.

Nuestro Proyecto Educativo arranca de una finalidad en la que lo distinto se unifica sin confundirse. Educar será sinónimo de integrar, pero como elemento transformador. Lo será en la relación virtud-ciencia, piedad-letras, saber-practicar, ejemplo-doctrina, fe-vida. Pretenderá formar el juicio crítico, entender la vida por encima de lo normativo, en el nivel de decisión personal y libre.

Esta persona que queremos formar, no puede hacerse sola, se hace con otros y para los otros. De ahí que nuestro proyecto requiera una Comunidad Educativa. Partimos de un proyecto común que deberá delinear en su propio rostro los rasgos de la sociedad que pretende. Esta comunidad educativa, educará con su coherencia personal, relacional, institucional y se ayudará a crecer juntos con la fuerza del diálogo y la comunicación con capacidad de confrontarse interna y externamente, de evolucionar y responder al presente y preguntarse por el futuro, siendo solidarios con las situaciones de carencia e injusticia de nuestro mundo.

Nuestro proyecto no se queda en la persona sino que tiene una marcada proyección social que nos lleva a entender la educación como un bien público asumiendo, en consecuencia, las responsabilidades que de ello se deriven.

María nos da nombre propio e identidad, siendo nuestro referente en todo el proceso.

La comunidad educativa concreta cada año en un proyecto esta propuesta de educación integral, el Plan Anual de Centro, de realización gradual y progresiva. Existe un compromiso claro desde el Equipo Directivo por el cumplimiento de los requisitos para la mejora continua en el Sistema de Calidad. El proceso de difusión de la política de calidad seguido por el Equipo Directivo del Colegio, se basa en estructuras de trabajo como:

  • Reuniones de Claustro, Etapas o Ciclos.
  • Grupos de Mejora.
  • Entrega de documentación: ejemplares, circulares, correos electrónicos, etc.

Mision, visión y valores